Tratado ya no será tan Libre de Comercio

Tratado ya no será tan Libre de Comercio
Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Tratado de Libre Comercio entró en negociación en 1990, y fue el 1 de enero de 1994 cuando sale a la luz política internacional. Recuerdo que el rumor en esa época entre los mexicanos, era que los mejores aguacates, limones, mangos y demás hortalizas se las llevarían a Estados Unidos y que a México nos quedaría el producto de segunda mano, o que sus jóvenes estarían en desventaja ante la preparación de los jóvenes gabachos. Lo cual todo era incierto en esos años, donde gobernaba Carlos Salinas de Gortari. Hoy Estados Unidos ha sido invadido por el aguacate, por mexicanos con mano de obra y de mutuos beneficios.

Antes del temblor del 19 de septiembre, existía una cobertura amplia en los medios de comunicación, sobre las mesas de negociación entre los tres países participantes. Después del temblor y su semana de réplicas, los medios abandonaron esa cobertura, el gobierno federal convino no difundir su seguimiento, los mexicanos estábamos orando por Frida Sofía y pasó desapercibido el proceso de negociación del TLC.

Cuando los presidentes en turno George H.W. Bush, Carlos Salinas de Gortari y Brian Mulroney, este TLC convenía a los intereses de los Estados Unidos y México logró aprovechar los beneficios de las reglas del juego internas de este Tratado. Pero en su momento Estados Unidos en esa hegemonía de los años 90, era mostrar una supremacía comercial, porque así lo exigían los tiempos entre las potencias mundiales.

Hoy para el Presidente Trump, entiende que los tiempos actuales, ya no es mostrar esa hegemonía comercial. Estados Unidos está pasando por un proceso de deuda interna por tantas bases militares en todo el mundo y su mantenimiento causa un gran déficit. Hoy la dinámica internacional entra en un proceso tripartito entre Estados Unidos, China y Rusia.  Por ello, el país anglosajón y su presidente Trump, no tiene interés por firmar un Tratado de Libre Comercio con México y Canadá, ya que no tiene los mismos beneficios y costes para nuestro país vecino.

Relacionado...  La falta de responsabilidad en las oficinas y hogares, causantes del calentamiento global

No esperemos que se firme ese Tratado, no está en la agenda internacional de Estados Unidos, el único interés de nuestro vecino de a lado, es crear un muro, para detener la migración de mexicanos, para que los ciudadanos anglosajones tengan empleo y recuperen su economía, ya que los mexicanos radicados en esas tierras anglosajonas, han aprovechado el sueño americano y eso incomoda, molesta, irrita y fastidia al Mr. President.

No olvides dejar tus comentarios al final del artículo.


Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *