Bendito o maldito Internet ¿para qué nos sirve esta herramienta?

Bendito o maldito Internet ¿para qué nos sirve esta herramienta?
Comparte en tus redes
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Sí, las redes sociales son una de las mejores herramientas de nuestro tiempo para comunicar, denunciar, exponer y mostrar lo que uno quiera a escala mundial. Pero con sus límites. Lamentablemente, mucha gente, empresas y gobiernos las usan mal, pues engañan de manera irresponsable a seguidores que difícilmente corroboran lo que se señala en estos espacios.

Los errores son comunes, y hay que estar alerta de ello, pues como consumidores de información en la nueva era digital, es importante que nos demos cuenta o terminaremos siendo víctimas de información falsa. Estoy casi seguro que en los últimos años han oído hablar de la compra de seguidores en redes como Twitter o Instagram. Muchas empresas han recurrido a esta práctica para verse rápidamente más populares. Lo mismo pasa con personas que buscan hacerse “una fama” para que se crea que son “influencers”, lo cual es patético.

Las redes sociales no son un concurso de popularidad, lo que significa que la calidad de los seguidores es más importante que la cantidad. Es como cuando decían que si tenías más clics en tu sitio web, significaba que eras muy popular, y todos se querían anunciar contigo. Resultó una farsa, pues el contenido es lo que importa, y miren que hay gente, empresas o gobiernos que tienen miles de seguidores por la información que publican, y no por hacerse los graciosos.

Como empresa, hay varias razones por las que nunca deberías comprar seguidores: no son personas reales, nunca se convertirán en un nuevo cliente o defensor de tu marca. Los seguidores comprados suelen ser cuentas falsas. Por tanto, no puedes participar o crear conversaciones con estos seguidores, lo que frustra el propósito de tener una cuenta en plataformas como Twitter.

Relacionado...  Facebook: instrumento de operación política

La mejor forma de obtener nuevos seguidores, de forma orgánica, es compartiendo información interesante, teniendo conversaciones en línea, agregando valor a las vidas de tus seguidores y teniendo como “amigos” a las personas influyentes que están relacionados con tu industria.

Otro error es pagar a los “influencers” que tienen millones de seguidores comprados, o que no tienen ni idea de lo que hablan cuando te acercas a ellos para promocionar un producto o servicio, pues ni tu industria conocen.

Si bien la mayoría de la gente informará si se les pagó para promocionar un producto, tal vez algunos no divulgarán esta información. Las nuevas leyes buscan proteger los intereses de las audiencias y cualquier violación flagrante a las mismas conlleva a enfrentar penas cada vez más duras.

Las personas, como las celebridades y las organizaciones, también están descubriendo que cualquier publicidad positiva obtenida de publicaciones patrocinadas no divulgadas, queda rápidamente sepultada por la reacción negativa cuando se exponen.

Si las empresas pagan a “influyentes” para publicar algo en las redes sociales sobre un producto, esta información debe ser revelada a los seguidores. De lo contrario, las empresas podrían perder credibilidad y se ganará una reputación negativa.

Los comentarios falsos es lo peor que puedes hacer, como publicar cosas que no sabes o de lo cual no haz investigado, dejándote llevar por las tendencias de la red. Son fake news, y corres un gran riesgo de perder toda credibilidad, aunque después estés pidiendo disculpas por el error.

Publicar, por ejemplo, reseñas falsas es, éticamente, incorrecto y crea suposiciones falsas sobre una marca. Si tu empresa es atrapada, dañará su reputación y podría generar una disminución en las ventas. Si ya publicaste un comentario falso o tus hipótesis de lo que ves en el futuro y ya te equivocaste, responde y ve si puedes revertir la situación. No elimines las críticas negativas, pues sólo enojarás más a los seguidores. Escribe una respuesta cortés y resuelve.

Relacionado...  El presidente Trump sabe tuitear

Que nunca te pillen en una de estas malas prácticas en el uso de las redes sociales. Úsalas para comunicarte y establecer relaciones mutuamente beneficiosas con los seguidores, porque te traerá mejores resultados. Comparte contenido de calidad, y deja de hacerte el gracioso, das pena ajena.

No olvides dejar tus comentarios al final del artículo.


Comparte en tus redes
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *