Trump el popular

Trump el popular
Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

trump el popular

La aprobación presidencial de Estados Unidos, coloca a Trump en uno de los niveles más bajos en décadas, siguiendo las derrotas republicanas en Virginia y Nueva Jersey.

Pero esta noticia, indudablemente mala para el presidente, no significa un rechazo masivo del “trumpismo” como se ha mencionado en algunos medios de comunicación en este país. Las encuestas nunca han favorecido a Trump y en el reciente triunfo de los demócratas han jugado factores locales que tienen muy poco que ver con él.

Como ha sucedido en la campaña, muchos analistas tienden a rechazar el hecho de que detrás de Trump hay un movimiento que, con o sin él, continuará influyendo en la política estadounidense. Los demócratas podrían recuperarse el próximo año y Trump no puede ser reelegido, pero las fuerzas que lo criaron están allí y continuarán encontrando canales de expresión.

La visión de este sector se refleja claramente en los multimillonarios de Laura Ingraham en The Barricades, una destacada defensora del populismo nacionalista. Según esta interpretación, después de Ronald Reagan, las élites de ambos partidos “prendieron fuego a la olla a presión del populismo con políticas desastrosas que enriquecen a algunos y sacrifican a millones al altar de la globalización”.

Para Ingraham, desde George H. Bush hasta Obama, los presidentes promovieron el libre comercio en detrimento de la manufactura local, ignoraron la migración y desempeñaron el papel de la policía global. En el prolongado abandono del hombre pequeño, en la crisis financiera de 2008, rescates que empeoraron la desigualdad y, más tarde, se agregaron las políticas de Obama.

Relacionado...  Aspirantes a la Presidencia, con presencia en redes sociales

Primero el Tea Party y luego Trump, que no fue el único que ha blandido un programa contra la migración y el libre comercio, sino el representante más ferviente de una revuelta populista que destrozó las élites políticas de este país.

Por lo tanto, mientras persistan las quejas, esta revuelta continuará agregando seguidores, con Trump o sin él. Y desde todos los ángulos, es una muy mala noticia para México.

No olvides dejar tus comentarios al final del artículo.


Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *