Etiqueta: tlatelolco

Millennials vs Ninis… debate que se debe llevar a cabo entre ellos

Millennials vs Ninis… debate que se debe llevar a cabo entre ellos

Herramientas Sociales
Mis hermanos, mis primos, mis amigos y conocidos nacieron entre 1963 y 1977; en esos hogares hubo memoria de aquellos días; cuando me pude acercar a La noche de Tlatelolco, de Poniatowska, aún era poco lo que se decía y menos lo que se podía encontrar. Era una guerra perdida entre la estrategia del olvido y la férrea persistencia de la memoria y de la vida. En los primeros años de la curiosidad, los entonces adolescentes realizábamos una especie de arqueología informativa, pescábamos un dato aquí y otro allá, hablábamos con los hermanos de los amigos que sí habían estado, escudriñábamos la memoria de los padres que habían perdido a alguien, explorábamos el recuerdo de la ciudad que se negaba a olvidar lo inexpresable. El 68 era para nosotros una especie de espantajo con el que nuestros
Acontecimientos que fortalecieron la democracia en América Latina

Acontecimientos que fortalecieron la democracia en América Latina

Internacional
Este año se conmemoran 100 años de la Reforma de Córdoba (Argentina), y 50 años del Mayo francés, la Primavera de Praga, y el movimiento estudiantil de México. ¿Qué tienen en común estos hechos? Ser parte de olas democratizadoras producidas, durante o posteriores a las dos guerras mundiales. El Siglo XX comenzó a tambor batiente, no sólo con conflagraciones armadas, sino también con revoluciones y luchas sociales con sentido democratizador. En América Latina, la Revolución Mexicana de 1910 fue el gran hito transformador, aunque en otros países se dieron cambios trascendentes. En Argentina, el triunfo electoral (1916) de Hipólito Yrigoyen, de la Unión Cívica Radical, rompió 35 años de hegemonía del Partido Autonomista Nacional, e inició la transición democrática. En 1918, los estudiantes
La otra cara de la moneda del 68, se tiene que conocer

La otra cara de la moneda del 68, se tiene que conocer

Fuera de lugar
La inscripción es lapidaria: “Fue el Ejército. Fue el Estado”, reza la leyenda grabada sobre el monolito, con forma de i cursiva, colocado el 2 de octubre en una de las jardineras del Zócalo capitalino, durante el mitin por los 50 años de la masacre de Tlatelolco. Nuevo afán de satanizar y minar a las Fuerzas Armadas. Embate injusto contra la institución que rescata vidas y auxilia a la población durante tragedias como los sismos del 19S, huracanes, inundaciones y, sobre todo, ha sido, junto con la Marina, el cuerpo más efectivo en el combate al crimen organizado en el país. Imaginemos que, como reza el citado monolito, los soldados mexicanos abrieron fuego contra los asistentes a la manifestación del 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas. Se dice que asistieron cinc
¿Es justo pedir perdón, después de cometer un homicidio?

¿Es justo pedir perdón, después de cometer un homicidio?

Fuera de lugar
Las palabras del rector Enrique Graue recogían claramente el estupor que aún permanece entre los que vivieron el 68. La misma interrogante 50 años después. La búsqueda de esa “sinrazón” que llevó a la ocupación de las escuelas por parte del ejército y lanzó la represión contra el movimiento estudiantil. ¿Por qué esa masacre cruel e inexplicable en Tlatelolco? “Muy probablemente nunca lo sabremos con certeza y precisión. Pero lo que sí supimos a partir de ese 2 de octubre, es que México se había roto, que algo terrible había sucedido y que no debería jamás volver a suceder”. Ha pasado medio siglo, apuntaría Graue desde la tribuna de la Cámara de Diputados, y “por más comisiones de la verdad y fiscalías que se han creado, nunca nos han quedado claro, ni las razones, ni el número de mue
Tlatelolco, plaza de las tres culturas, 2 de octubre… ¿Lo hemos olvidado?

Tlatelolco, plaza de las tres culturas, 2 de octubre… ¿Lo hemos olvidado?

Fuera de lugar
El 2 de octubre se conmemoró 50 años de los trágicos sucesos en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, yo, y supongo que las personas de mi edad, no podemos ni siquiera imaginar el horror que vivieron miles de jóvenes en esa tarde. Afortunadamente mi generación sólo ha conocido esos hechos a través de libros, crónicas y testimonios de quienes sobrevivieron al aplastante poder del Estado que no toleraba la más mínima crítica a su desempeño y que actuó con cruda violencia. Muchas de las libertades de las que gozamos hoy en día son fruto de las luchas de los diversos movimientos sociales desde los años 60, siempre hay que recordar todo lo que ha costado tener un verdadero régimen democrático. ¿Esto quiere decir que estamos en una situación idílica? De ninguna manera, sin embarg
Yo viví el 2 de octubre, nadie me lo contó

Yo viví el 2 de octubre, nadie me lo contó

Fuera de lugar
Yo estuve el 2 de octubre en Tlatelolco y es la primera vez que escribo sobre mi vivencia del 68 aunque muchas veces he hablado de ella. Voy a empezar comentando que por esas fechas estudiaba en la Facultad de Ciencias de la UNAM y cursaba el tercer semestre de la carrera de Física. Mi desempeño en ella lo considero bueno a secas, nada sobresaliente, ni sombras de los resultados que obtenía en el CUM, aunque dedicaba cinco horas diarias de estudio independientemente de las horas de clase normales. Me costaba mucho trabajo. Jugaba tenis regularmente y nadaba todos los días para contrarrestar mis problemas de rinitis crónica. Además, tenía novia. En ese ambiente de ocupación de mi tiempo al cien por ciento, nada del otro mundo, aparecieron en la facultad los primeros brotes de inconformid