Etiqueta: Peña Nieto

El que paga manda, y el que paga es López Obrador

El que paga manda, y el que paga es López Obrador

Política Hoy
Al día de hoy faltan 42 días para que Andrés Manuel López Obrador proteste como presidente de México y desde la noche del 1 de julio pasado no hay duda de que él manda en el país. No se había visto en la historia reciente de México una transición tan sui géneris. Hubo quienes pronosticaron el caos como resultado del triunfo electoral de AMLO, pero para sorpresa de muchos, ocurrió lo contrario. Todo ha sido civilidad y tranquilidad. Nunca antes se había visto a un Presidente mexicano que se retrajera así ante el triunfo de su sucesor. Peña Nieto se enjutó, y con él, su gobierno. Así, los espacios de poder y decisión que dejó vacíos el gobierno fueron llenados de inmediato por López Obrador y los suyos. Sin importar los obstáculos financieros, legales, laborales, sindicales, logísticos
¿Qué pasará con Romero Deschamps?

¿Qué pasará con Romero Deschamps?

Fuera de lugar
Carlos Romero Deschamps quiere quedarse como entronizado líder sindical en la tercera alternancia en la Presidencia, aunque sus deseos son poco correspondidos por el próximo gobierno. Al menos intenta resistir con maniobras para afianzar el dominio que mantiene como intocable de la casta divina de Pemex desde hace un cuarto de siglo. Pero, a diferencia de la situación con las últimas cinco administraciones, su permanencia es un auténtico desafío para la confianza en el combate a la corrupción y las exigencias legales de liberalizar el mundo del trabajo. La presión de Morena para la democratización del sindicato se intensificó en septiembre pasado tras la ratificación en el Senado —por unanimidad— del Convenio 98 de la OIT, que promueve la libertad sindical con garantías para hacer efect
México ocupa el lugar 135, vergüenza internacional en materia de corrupción

México ocupa el lugar 135, vergüenza internacional en materia de corrupción

Fuera de lugar
El grotesco caso de corrupción de Odebrecht que ha generado investigaciones y sentencias judiciales en diferentes países de América Latina, excepto en México y Venezuela, pone de manifiesto la crisis del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales. Su Comisionado Presidente, Francisco Javier Acuña Llamas, ha logrado imponer su estilo anodino y burocrático, su medianía intelectual y agenda política al resto de los comisionados. Rodeado de escándalos por el fracaso de la denominada “Plataforma Nacional de Transparencia” —que también involucró denuncias por deficiencias e irregularidades por parte de la Auditoría Superior de la Federación— o por los evidentes compromisos políticos de sus integrantes, como el caso de Ximena Puente, quien aba
Los remordimientos de Neto Zedillo

Los remordimientos de Neto Zedillo

Fuera de lugar
Él lo dijo y no, no se refirió al famoso “de diciembre”. Se refirió a la política de drogas durante su sexenio (y, por lo tanto, de los que le siguieron). La trampa de la prohibición los atrapó a todos. Poco a poco, desde un lugar de profunda honestidad intelectual, muchos de ellos están reconociendo su error. Los presidentes de México de los últimos 30 años ya no comparten aquella idea con la que gobernaron. Durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, la palabra legalización no fue nunca opción. Aun años después, en 2011, con el PRI a punto de regresar a Los Pinos, CSG declaraba a un diario colombiano: “Proponer la legalización de la droga en nuestros países es un error mayúsculo (...) En todo caso, esa tendría que ser una discusión global y empezar por EU, y ahí no se ve ninguna
Crónica que vale la pena leer después del Informe Presidencial

Crónica que vale la pena leer después del Informe Presidencial

Fuera de lugar
Ayer en Palacio Nacional, durante el último Informe de Gobierno del presidente Peña Nieto, uno no podía menos que recordar los pasajes más famosos de la Historia de dos ciudades, de Charles Dickens. “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura, la época de las creencias y de la incredulidad, la era de la luz y de las tinieblas, la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada, caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo”. S
Hasta el final Peña fue mal asesorado y terminó de igual manera

Hasta el final Peña fue mal asesorado y terminó de igual manera

Fuera de lugar
No hay duda de que uno de los puntos flacos, paupérrimos, en el agonizante gobierno de Enrique Peña Nieto fue la comunicación. Cierto es que ese mismo problema lo tuvieron Fox y Calderón, pero en este gobierno el problema fue superlativo. Y para no perder la costumbre de una malísima estrategia de comunicación, sólo hay que ver los mensajes en video que se grabaron para hablar del sexto Informe de Gobierno. Más que hacer un recuento de los logros de seis años, los mensajes dejan la percepción de que Peña Nieto hizo un tardío, fútil e inútil mea culpa de las torpezas, yerros y omisiones de su gobierno. ¿Quiénes asesoran al Presidente? ¿Era necesario volver a tocar el tema de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa? ¿O el de la Casa Blanca? ¿No fue demasiado tarde ya para asumir “t