Etiqueta: anticorrupción

El que paga manda, y el que paga es López Obrador

El que paga manda, y el que paga es López Obrador

Política Hoy
Al día de hoy faltan 42 días para que Andrés Manuel López Obrador proteste como presidente de México y desde la noche del 1 de julio pasado no hay duda de que él manda en el país. No se había visto en la historia reciente de México una transición tan sui géneris. Hubo quienes pronosticaron el caos como resultado del triunfo electoral de AMLO, pero para sorpresa de muchos, ocurrió lo contrario. Todo ha sido civilidad y tranquilidad. Nunca antes se había visto a un Presidente mexicano que se retrajera así ante el triunfo de su sucesor. Peña Nieto se enjutó, y con él, su gobierno. Así, los espacios de poder y decisión que dejó vacíos el gobierno fueron llenados de inmediato por López Obrador y los suyos. Sin importar los obstáculos financieros, legales, laborales, sindicales, logísticos
México ocupa el lugar 135, vergüenza internacional en materia de corrupción

México ocupa el lugar 135, vergüenza internacional en materia de corrupción

Fuera de lugar
El grotesco caso de corrupción de Odebrecht que ha generado investigaciones y sentencias judiciales en diferentes países de América Latina, excepto en México y Venezuela, pone de manifiesto la crisis del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales. Su Comisionado Presidente, Francisco Javier Acuña Llamas, ha logrado imponer su estilo anodino y burocrático, su medianía intelectual y agenda política al resto de los comisionados. Rodeado de escándalos por el fracaso de la denominada “Plataforma Nacional de Transparencia” —que también involucró denuncias por deficiencias e irregularidades por parte de la Auditoría Superior de la Federación— o por los evidentes compromisos políticos de sus integrantes, como el caso de Ximena Puente, quien aba
Transición VS la Cuarta Transformación, una negociación

Transición VS la Cuarta Transformación, una negociación

Política Hoy
El peso de la existencia real y efectiva de los problemas nacionales emerge como punta de iceberg de las realidades de la violencia, la deuda y la corrupción, que no cambiaron las urnas. Efectivamente, sin duda alguna, las dificultades saltan como aguafiestas de las expectativas de cambios claros y seguros de la Cuarta Transformación que premió el voto mayoritario. La realidad aprieta y reclama soluciones en un país polarizado y con pocos consensos, a pesar de la cómoda mayoría política del próximo gobierno de López Obrador. A medida que se acerca su asunción, aumenta la exigencia de definiciones sobre los principales problemas del país. Se estrecha el margen para quitarse de encima conflictos espinosos de la tarea de gobernar y acomodar el discurso a lo que cada audiencia quiere escuch